Feltwood

Feltwood desarrolla tecnologías para producir materiales industriales ecológicos, 100% fibras vegetales, a partir de residuos agrícolas. Una alternativa real al plástico, la madera y los aglomerados con múltiples aplicaciones. Nuestros materiales son completamente biodegradables, reciclables y compostables.
¿Quieres ponerte en contacto con este establecimiento?
C/María de Luna 11, nave 3, CEEI Aragón ZARAGOZA 50018
Feltwood se compromete a poner en marcha acciones ambiciosas dirigidas a frenar la emergencia climática y la reducción de sus emisiones de CO2, con el objetivo de contribuir así a la descarbonización de la economía y al cumplimiento del Acuerdo de París.

PROBLEMA

El plástico tarda cientos de años en degradarse, por eso se acumula en la naturaleza. Sólo en los océanos, el plástico provoca la muerte de 100.000 mamíferos marinos al año, y es que ya hay 1 kg. de plástico por cada 3 de peces. En 2050 a este ritmo ya habrá más plástico que peces.

SOLUCIÓN

Feltwood ha desarrollado una tecnología propietaria para fabricar materiales industriales biodegradables a partir de residuos vegetales. Aprovechando lo que no nos comemos de la lechuga, de la alcachofa y de muchos otros residuos agrícolas y mediante un proceso industrial se fabrican los materiales Feltwood.

Todo ello sin añadir ningún plástico, adhesivo ni aglomerante. Nuestros materiales son una alternativa a los plásticos y la madera en muchas aplicaciones: desde muebles a embalajes, pasando por aislamientos para edificación, tableros o juguetes, por citar algunos. Feltwood ofrece una alternativa ecológica a los materiales contaminantes a un coste competitivo.

Nuestros procesos son bajos en emisiones de CO2 y nuestros materiales poseén una huella de carbono muy inferior a la del plástico.

MATERIAL

Igual que lo hace la naturaleza, las fibras pueden producir materiales con distintas características, dependiendo de su proceso de fabricación. Con el material Feltwood pueden fabricarse desde materiales flexibles para bandejas a materiales que son tres veces más duros que la madera más dura y dos veces más duros que el plástico.

Como el plástico se puede moldear y como la madera se puede pintar, cortar, mecanizar, etc. Tiene un aspecto natural y un tacto agradable, como la madera. El producto final, además, es reciclable y compostable, favoreciendo una economía circular.

 ¿QUÉ EMPRESAS UTILIZARÁN NUESTRA TECNOLOGÍA?

Por un lado, están las empresas que buscan valorizar sus residuos vegetales convirtiéndolos en materia prima Feltwood. Esto supone para ellas un importante ahorro en gestión de residuos.

Por el otro, las empresas que transforman esa materia prima en el producto final y que buscan una ventaja competitiva, poder utilizar un material biodegradable en sus productos y ampliar, así, su cartera de clientes y mercados.

Feltwood realiza las siguientes acciones #PorElClima:

Separar y reciclar el vidrio

Por cada botella de vidrio que se recicla se ahorra la energía necesaria para tener un televisor encendido durante 3 horas.

Separar y reciclar envases

 

Separar los residuos de envases para poder proceder a su posterior reciclado significa reducir el trabajo de extracción, transporte y elaboración de nuevas materias primas, lo que conlleva una disminución importante del uso de la energía necesaria para llevar a cabo estos procesos. Reciclando disminuimos la presión sobre los recursos naturales, disminuimos las emisiones de CO2 y ayudamos a proteger el clima.

En 2014, España recicló el 73,7% de los residuos de envase doméstico lo que ha permitido ahorrar 1,2 millones de toneladas de CO2, que equivale a retirar el 25% de los coches censados en la ciudad de Madrid, reducir 3 millones de MWh, equivalente al consumo del 31% de los smartphones que hay en España y también reducir 24,5 millones de m3 de agua que equivale al consumo anual de 438.000 habitantes.

Según ECOEMBES, con ocho cajas de cereales se puede producir un libro, con 80 latas una llanta de coche, con seis bricks una caja de zapatos, y con 40 botellas de plástico PET (las usadas como envase de agua mineral) se puede hacer un forro polar. Cuando utilices los envases, sepáralos y recíclalos utilizando el contenedor amarillo para envases o los sistemas de recogida selectiva adecuados.

¿Cómo reciclar envases? Realiza la separación en origen y deposita en el contenedor amarillo

  • Botellas y envases de plástico: productos de higiene y limpieza, tarrinas, bandejas, envoltorios y bolsas.
  • Envases metálicos: latas, bandejas de aluminio, aerosoles, botes de desodorante tapas y tapones metálicos.
  • Briks de leche, zumos, sopas, etc.
Separar y reciclar papel y cartón

El papel que se recoge en España equivale al volumen de 44 estadios de fútbol y supone el 71% del que utilizamos.

Instalar interruptores para zonificar la iluminación

Colocando cada 15 m 2  interruptores que permitan la iluminación de manera zonificada, en vez de en toda la superficie de la oficina, podemos reducir el consumo eléctrico y disminuir las emisiones de CO2 al ajustar las necesidades de luz al espacio utilizado.

Implantar sistemas de videoconferencia o reuniones online

La implantación de sistemas de comunicación permite reducir las emisiones de CO2 generadas por los desplazamientos y se consigue máxima eficiencia en la comunicación y un ahorro sustancial de costes y tiempo.

Promover el uso del transporte público en los viajes del personal laboral

El coche privado representa el 16% del total de las emisiones de CO2 generadas en España. Esta cifra se puede reducir significativamente con el uso de transporte público, que es mucho más eficiente que el vehículo privado.

Reducir la huella de carbono de la organización

Al reducir la huella de carbono de la organización se reduce el impacto en el clima de la actividad. También se reducen los costes asociados al consumo de materias primas, de energía o de productos y, además, se genera un valor añadido en una sociedad cada vez más exigente en la acción frente al cambio climático.

Optimizar el uso de papel

Con 170 kilos de consumo anual por habitante, España ocupa el puesto 24 en el ranking mundial, lejos de los más de 300 kilos de papel y cartón que consume al año una persona belga, una luxemburguesa o una estadounidense.

Trabajar con proveedores locales

El impacto para el clima de la producción local es, como mínimo, 5 veces menor que la producción deslocalizada. Además de reducir la huella de carbono de los productos, favoreces la economía local (hipótesis basada en datos de alimentos. TCO2/año actualización alimentos kilométricos. Dato INE empresas alimentarias).

Historias #PorElClima de Feltwood

Dónde está Feltwood:

Top