Publicado por Nestlé España, SA el Miércoles, 13 Noviembre 2019
El poso de café que se genera en el proceso de fabricación de café soluble es un subproducto, de origen vegetal y con un alto poder calorífico. El proyecto es la creación e instalación de una caldera de biomasa para generar el va
La fábrica de Nestlé transforma el poso de café

En su compromiso con la sostenibilidad medioambiental y con el objetivo de seguir impulsando la economía circular, Nestlé ha puesto en funcionamiento una nueva caldera de valoración de posos de café en su fábrica de Girona, dedicada a la elaboración de café soluble y bebidas en cápsulas monodosis.

Esta caldera de biocombustible transforma el poso de café - subproducto de la fabricación de café soluble- en fuente de energía renovable para la producción del vapor necesario en el propio proceso.

La ejecución de este proyecto ha supuesto una inversión de 17,2 millones de euros en un plazo de 18 meses y permite reutilizar el 80% de las 45.000 toneladas de posos de café que genera la planta cada año, lo que equivale a la generación de 125.000 toneladas de vapor anuales sin emisiones de gases efecto invernadero, suponiendo una reducción de 19.000 Toneladas de CO2 cada año y el ahorro del 25% del gas natural utilizado.

La utilización de poso de café como biocombustible - de origen vegetal y con un elevado poder calorífico - representa un modelo de economía circular dentro del propio proceso industrial de fabricación de café soluble, en el que los residuos dejan de serlo para transformarse en recursos. Este proyecto, que utiliza las mejores técnicas disponibles, es pionero en nuestro país y representa un paso más en la contribución de Nestlé al camino iniciado por toda la sociedad hacia una economía baja en carbono.