Publicado por Grupo Soledad

El objetivo de esta iniciativa de Insa Turbo es producir neumáticos 100% renovados a partir de otros neumáticos usados, que son recogidos, exhaustivamente seleccionados y procesados, dando una segunda vida a la materia y cerrando el ciclo de producción.

Insa Turbo, holding perteneciente al Grupo Soledad, lleva más de 20 años produciendo neumáticos reciclados, estando homologados con las mismas normas que los convencionales, ofreciendo así una solución ecológica, económica y segura. Esto permite ahorrar en consumo de materias primas y también reducir la huella de carbono asociada a los neumáticos.

La estrategia propuesta se basa en la regla de las 3R: reducir, reutilizar y reciclar. De esta forma, se promueve una producción sostenible a partir de material reciclado y que no genera desperdicio al aprovechar el 100% de los neumáticos procesados.

  • Reducir - Se disminuye el consumo de neumáticos nuevos, alargando la vida de los que ya se utilizan mediante consejos de conducción ecológica y responsable.
  • Reutilizar - Aquellos neumáticos que se encuentran en buenas condiciones se renuevan dándoles una segunda vida.
  • Reciclar - Los neumáticos que no son válidos para ser renovados, se utilizan para nuevos usos.

Los neumáticos recogidos son sometidos a rigurosos análisis y seleccionados. Aquellos que son considerados no válidos para ser renovados, son triturados con el fin de transformarlos en materia prima como el granulado de goma. Esta materia se reutiliza a su vez para la fabricación de nuevos neumáticos y también para suelas de zapatos, losetas de seguridad para parques infantiles, pistas deportivas, mangueras, etc.

Los impactos ambientales más significativos son el ahorro de energía, de consumo de agua y la disminución de emisiones de CO2. Con este proceso se evitan al año 7 millones de tn de CO2 emitidas a la atmósfera y se ahorran 18 millones de barriles de petróleo, necesarios para la fabricación de los neumáticos de nueva creación.

Además, como en el resto de las empresas del grupo, se persigue reducir el impacto ambiental de todos los procesos implicados. Acciones como trabajar con una comercializadora de energía 100% renovable o utilizar calderas de biomasa (resto de poda de plantas autóctonas y algas del mar Mediterráneo) en el proceso de vulcanización de la materia ayudan a ofrecer una propuesta global cada vez más sostenible.

Teniendo en cuenta que un neumático abandonado tarda en degradarse y desaparecer de la naturaleza más de 1.000 años, propuestas de economía circular como ésta son necesarias no solo para la descarbonización de la economía, sino también para la protección del entorno y la biodiversidad.

Más información:

https://www.gruposoledad.net