Publicado por IBERDROLA el Martes, 17 Noviembre 2020

El proyecto contará con una instalación fotovoltaica, un sistema de producción de hidrógeno, un sistema de almacenamiento de baterías y un sistema de almacenamiento de hidrógeno.

Objetivos de la iniciativa 

Producción de Hidrógeno a partir de energías renovables, buscando la descarbonización y abaratamiento en el futuro de este producto industrial, que actualmente emite más del 2% del CO2 a nivel mundial. El hidrógeno producido de manera sostenible no emite gases contaminantes, ni durante la combustión ni durante el proceso de producción, es fácilmente almacenable para su posterior utilización, se puede transformar en electricidad o combustibles sintéticos (uso doméstico, comercial, industrial o de movilidad) y puede ser transportado. 

Resumen de la iniciativa

Se trata de un proyecto que se desarrolla en el municipio de Puertollano (Ciudad Real) para producir hidrógeno verde. El proyecto contará con una instalación fotovoltaica, un sistema de producción de hidrógeno, un sistema de almacenamiento de baterías y un sistema de almacenamiento de hidrógeno. 

La planta fotovoltaica será experimental, de 100 MW de capacidad instalada, incluyendo las últimas tecnologías como son los paneles bifaciales o los inversores string. Además, tendrá un sistema de almacenamiento de baterías de ion-litio de 20 MWh. El sistema de producción de hidrógeno se realizará mediante hidrólisis y estará dividido en módulos apilables para ir ampliando la planta según las necesidades de demanda de hidrógeno que se presenten. Se probarán tecnologías como la alcalina, de óxido sólido y de membrana de intercambio de protones. 

Capacidad de reducción o absorción de CO2 

Actualmente, la mayor producción de hidrógeno se hace a través del gas natural y otros hidrocarburos. Los métodos empleados liberan CO2, por lo que su producción y, posteriormente su uso, no hacen de este combustible un vector aconsejable para la descarbonización. La producción de hidrógeno a partir de energía renovable convierten a éste en un vector energético aliado para combatir el cambio climático y reducir las emisiones de CO2. 

¿La iniciativa está alineada con la estrategia de reducción 1,5 ºC? 

El hidrógeno verde forma parte de las opciones contempladas para el cumplimiento de sendas de reducción de emisiones alineadas con el escenario de 1,5 oC. El hidrógeno es el elemento químico más abundante de la naturaleza. Su demanda global como combustible se ha triplicado desde 1975, como señala la AIE, hasta llegar a las 70 millones de toneladas anuales en 2018. Además, es una fuente de energía limpia que solo emite vapor de agua y no deja residuos en el aire, a diferencia del carbón y el petróleo. La relación del hidrógeno con la industria viene de lejos. Este gas se ha empleado como combustible desde principios del siglo XIX para coches, dirigibles y naves espaciales. La descarbonización de la economía mundial, un proceso inaplazable, le otorgará más protagonismo y, si su producción se abarata un 50 % para 2030 tal y como vaticina el Consejo Mundial del Hidrógeno, estaremos sin duda ante uno de los combustibles del futuro.