Publicado por IBERDROLA el Jueves, 14 Noviembre 2019

Iberdrola da un paso adelante con la construcción de la planta solar fotovoltaica más grande de Europa como un hito importante en la estrategia de la compañía basada en las energías limpias.

Iberdrola ha iniciado el desarrollo de Francisco Pizarro, la planta fotovoltaica más grande de Europa, en Extremadura, España.

Con una superficie de 1.300 hectáreas, la planta Francisco Pizarro tendrá una capacidad de 590 MW cuando entre en operación en 2022. Generará energía que equivaldrá al consumo de 375.000 personas y permitirá una reducción de emisiones de 245.000 toneladas de CO2 anuales. Durante su construcción, el proyecto empleará 1.000 personas, contribuyendo al compromiso de Iberdrola de avanzar hacia una economía baja en carbono generadora de oportunidades económicas y sociales.

El proyecto de Francisco de Pizarro tiene previsto una inversión de 300 millones de euros y es una parte esencial en el plan estratégico que incorpora 34.000 millones de euros de inversión por parte de Iberdrola para el período 2018-2022. Este plan asignará alrededor del 40% de la inversión al desarrollo de energía renovables y un 47% en redes, creando una base sólida para un crecimiento sostenible en la próxima década, alineado plenamente con los escenarios climáticos más ambiciosos.

Más allá de una estrategia de negocio alineada con un enfoque ambicioso en acción climática, Iberdrola apoya decisivamente marcos de políticas climáticas robustos para impulsar las inversiones en una economía baja en carbono. En este marco, es destacable su apoyo al objetivo de emisiones netas nulas a 2050, a través de su adhesión a la declaración Business Ambition for 1.5°C .

Con este proyecto Iberdrola continúa su compromiso en avanzar hacia una economía neutra en carbono generadora de oportunidades económicas y sociales.