ACCIONA

ACCIONA es una empresa global con un modelo de negocio basado en la sostenibilidad que trata de dar respuesta a las principales necesidades de la sociedad proporcionando energía renovable, infraestructuras, agua y servicios.
¿Quieres ponerte en contacto con este establecimiento?
Madrid
ACCIONA se compromete a poner en marcha acciones ambiciosas dirigidas a frenar la emergencia climática y la reducción de sus emisiones de CO2, con el objetivo de contribuir así a la descarbonización de la economía y al cumplimiento del Acuerdo de París.

ACCIONA basa su modelo de negocio en el desarrollo de soluciones sostenibles en el ámbito de las infraestructuras, el agua y la energía. A través de su Plan Director de Sostenibilidad 2020, la compañía da respuesta a los principales desafíos del desarrollo sostenible, especialmente en lo referido a la mitigación del cambio climático, en la provisión de soluciones al estrés hídrico y en el diseño de infraestructuras adaptadas a las nuevas realidades.

ACCIONA es una compañía neutra en carbono desde 2016 y considera la lucha contra el cambio climático una prioridad estratégica. A través de la generación eléctrica a partir de fuentes renovables, contribuye a la mitigación del cambio climático mediante el desplazamiento de las energías fósiles en el mix eléctrico de los países.

En el último año, en el marco de su contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados por Naciones Unidas, ACCIONA ha contribuido especialmente a la mitigación del cambio climático, el decimotercero de los objetivos globales, a través de:

  • Consecución del objetivo de neutralidad en carbono mediante la compensación del 100 % de las emisiones generadas que no se han podido reducir.

  • En lo referido a la reducción de emisiones, ACCIONA tiene establecidos objetivos de reducción de emisiones conforme a la Ciencia, objetivos que han sido aprobados por la iniciativa Science Based Targets (SBT) y que se concretan en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en un 16 % a 2030, con año base 2017). Estos objetivos están siendo actualizados con una mayor ambición para limitar el calentamiento global en 1,5 ºC.

  • En 2018, la compañía evitó la emisión de 14,7 millones de toneladas de emisiones de CO2 a la atmosfera gracias a la generación de energía 100 % renovable (9.627 MW de potencia instalada). Esta misma generación evitó durante el último año la emisión a la atmósfera de 12.534 t NOx, 51.022 t SOx y 357 t PM10.

  • Asimismo, ha participado en el desarrollo de proyectos asociados a la lucha contra el cambio climático con 8 proyectos registrados en el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) en México, India, Chile y Costa Rica. Asimismo, participa en el mercado voluntario de carbono a través del programa Verified Carbon Standard (VCS), con 2 proyectos eólicos en EE. UU.

Por último, mencionar que el trabajo de ACCIONA en la lucha contra el cambio climático se ha visto reconocido con su presencia en índices y rankings de sostenibilidad, como CDP Climate &Water Security 2018, CDP Supplier Engagement Leader 2018, FTSE4Good, Ethibel Sustainability Index (ESI) Excellence Europe, MSCI Global Low Carbon Leaders Index, Índice de Diversidad e Inclusión 2018 de Thomson Reuters o en el 2019 Global 100 Most Sustainable Corporations in the World Index entre otros.

Historias #PorElClima de ACCIONA

ACCIONA realiza las siguientes acciones #PorElClima:

Usar sistemas de detección de presencia en zonas de paso

Colocando cada 15 m2  interruptores que permitan la iluminación de manera zonificada, en vez de en toda la superficie de la oficina, podemos reducir el consumo eléctrico y disminuir las emisiones de CO2 al ajustar las necesidades de luz al espacio utilizado.

Colocar sistemas de aislamiento y mejorar la envolvente de la estructura de los edificios

Las medidas de aislamiento térmico como la instalación de ventanas y acristalamiento o la configuración de fachadas con cámara de aire pueden reducir hasta un 30% el consumo energético generado por las necesidades de climatización.

Usar sistemas de generación de calor con energía renovable: solar, biomasa, geotermia, etc.

La sustitución de los sistemas de generación de calor se puede realizar usando energías renovables que producen cero emisiones de CO2 y no se agotan cuando las consumimos, ya que se renuevan de forma natural. Se estima, por ejemplo, que en España la superficie de las instalaciones solares térmicas pasará de los 2 millones de m 2 actuales a los más de 100 millones de m 2 previstos en 2020.

Promover e incentivar el uso de la bicicleta para los desplazamientos del personal laboral

El 50% de los viajes en coche en la ciudad son inferiores a 3 kilómetros lo que supone un tiempo de unos 10 min en bicicleta. Además de incentivar el uso de los servicios de bicicleta compartida que ya operan en muchas ciudades españolas se pueden generar políticas que promuevan el uso de la bicicleta para movernos por la ciudad cómodamente con cero emisiones de CO2.

Elegir vehículos de flota con motores eléctricos

Utilizar vehículos que funcionan con motores eléctricos mejora la eficiencia energética de los desplazamientos y, por lo tanto, permite reducir las emisiones de CO2. Además, genera otras ventajas estratégicas de índole tecnológica, económicas, de imagen corporativa e innovadoras.

Elegir vehículos de flota con motores híbridos

Utilizar vehículos híbridos que funcionen con dos motores, uno de combustión y otro eléctrico, reduce de forma considerable el consumo de combustible y, por lo tanto, las emisiones de CO2.

Promover el uso del transporte público en los viajes del personal laboral

El coche privado representa el 16% del total de las emisiones de CO2 generadas en España. Esta cifra se puede reducir significativamente con el uso de transporte público, que es mucho más eficiente que el vehículo privado.

Calcular la huella de carbono de la organización

El cálculo de la huella de carbono es el primer paso para poder conocer las fuentes de emisiones de CO2 de ula organización. De esta manera, la huella de carbono permite identificar las medidas más eficientes a implementar para reducir las emisiones y consolidar la estrategia de acción frente al cambio climático.

Compensar la huella de carbono de la organización

Se puede ser "neutro en carbono" compensando la huella de carbono que no se ha logrado reducir realizando una aportación voluntaria de una cantidad económica a proyectos que consiguen absorber o reducir una cantidad de CO2 equivalente.

Comunicar la huella de carbono a través de registros o bases de datos

La inscripción en registros o la comunicación de la huella de carbono en bases de datos contribuye a mejorar la transparencia en la gestión del cambio climático de la entidad. Existen diferentes herramientas como el Registro de la OECC o diferentes registros de CC.AA. que, en algunos casos, permiten obtener el reconocimiento oficial de la huella de carbono.

Reducir la huella de carbono de la organización

Al reducir la huella de carbono de la organización se reduce el impacto en el clima de la actividad. También se reducen los costes asociados al consumo de materias primas, de energía o de productos y, además, se genera un valor añadido en una sociedad cada vez más exigente en la acción frente al cambio climático.

Verificar la huella de carbono de la organización

Verificar la huella de carbono genera credibilidad al tener la garantía de un tercero independiente de que se ha calculado correctamente. Además, se genera un valor añadido para la marca en una sociedad cada vez más exigente en la acción frente al cambio climático.

Consumir productos y materias primas procedentes de materiales reciclados

El consumo de productos realizados con materiales reciclados tiene un menor impacto en el medio ambiente durante todo su ciclo de vida. Estos productos cumplen la misma o mejor función que un producto no reciclado y alcanzan las mismas o mejores cuotas de calidad y de satisfacción para el usuario. Generan menos emisiones de CO2 porque la mayoría de productos y materias primas procedentes de materiales reciclados necesitan en su obtención menos energía que los procedentes del medio natural.

Incluir criterios como la huella de carbono o la reducción de emisiones en los sistemas de compra

Se puede extender la responsabilidad frente al cambio climático exigiendo a terceros en los procesos de contratación o compra determinados requerimientos vinculados a la reducción de emisiones de CO2.

Trabajar con proveedores locales

El impacto para el clima de la producción local es, como mínimo, 5 veces menor que la producción deslocalizada. Además de reducir la huella de carbono de los productos, favoreces la economía local (hipótesis basada en datos de alimentos. TCO2/año actualización alimentos kilométricos. Dato INE empresas alimentarias).

Seleccionar criterios de construcción eficiente y bioclimáticos a la hora de diseñar nuevas infraestructuras

El diseño de las infraestructuras puede generar una reducción considerable del consumo energético de la instalación y, por tanto, reducir las emisiones de CO2. Para ello es necesario implementar determinados elementos arquitectónicos para aprovechar el calor del sol y la ventilación natural, definir la mejor orientación o utilizar materiales de construcción adecuados.

Top