Publicado por PROQUICESA el Martes, 22 Junio 2021
El futuro del planeta depende del CO2 y por ello Proquicesa lleva 50 años desarrollando soluciones innovadoras para reducir emisiones en la industria cementera, maximizar su eficiencia energética y recientemente descontaminar el aire de las ciudades.

Actualmente la industria cementera produce el 7% de las emisiones industriales mundiales de CO2  cada año (1.700 millones de toneladas). Este impacto medioambiental, aunque alto se ha reducido considerablemente a lo largo de las últimas décadas gracias a los avances y al ímpetu de empresas como Proquicesa que lleva más de 50 años innovando por un mundo cada vez ser más eco-sostenible.

En esta lucha destaca el aditivo para la molienda de cemento que desarrolla Proquicesa,  Aditor® , que no sólo permite disminuir el contenido de clínker en el cemento por otros materiales con menor huella de carbono sino que este aditivo está desarrollado a partir de materiales reciclados de otras industrias logrando así un modelo de economía circular y cero residuos desde hace más de 5 décadas.

El aditivo para molienda Aditor® reduce el consumo energético de las plantas cementeras hasta en un 50% y disminuye un 10% las emisiones de CO2 de todo el proceso productivo.

Este modelo colaborativo circular convierte a Proquicesa en más que un proveedor, la convierte en un aliado tecno-estratégico de las plantas cementeras de España, Portugal y otros 30 países del mundo donde opera.

Esto se debe en gran medida a que Proquicesa personaliza las composiciones de sus aditivos a cada cementera