Hinojosa ha llevado a cabo diferentes proyectos encuadrados dentro de un plan estratégico general de RSC, en su lucha contra el cambio climático y por el uso responsable de recursos, con el fin de disminuir la huella de carbono de la entidad en un 30%.

Frente a los retos a los que se enfrentan las organizaciones en materia ambiental, Hinojosa comienza su camino hacia la descarbonización midiendo su huella de carbono desde 2017. Es en 2019 cuando establece las prioridades en materia de responsabilidad social corporativa (RSC). Esta apuesta se materializa en el plan estratégico de la compañía, mediante el objetivo de disminuir la huella de carbono en un 30%.

Derivado de ello, se han llevado a cabo diferentes proyectos que han permitido a día de hoy superar el objetivo y llegar a un valor de reducción de hasta un 43% pese al crecimiento empresarial experimentado en los últimos tiempos. Entre estos, destacan:

  • Puesta en marcha de una caldera de biogás (papelera de Sarrià), reaprovechando el metano generado en la depuradora. El sistema permite aprovechar el 100% del biogás convirtiéndolo en energía renovable para la producción de vapor.
  • Instalación de una planta solar fotovoltaica (Envases Rambleños) con casi 15.000 m2 de placas solares en sus tejados, permitiéndoles cubrir su necesidad anual de electricidad con energía de origen renovable. Esta instalación generará hasta un total de 2,2 millones de kWh a pleno rendimiento. Además, los excedentes de electricidad serán empleados por otras plantas del grupo, de manera que Hinojosa consumirá el 100% de la producción energética de esta central fotovoltaica.
  • Fomento de la movilidad sostenible (Papelera de La Alquería) con aparca bicis y la instalación de puntos de recarga eléctricos para los empleados.
  • Adquisición y puesta en marcha de una caldera de biomasa (Papelera de Sarrià) para producir el vapor que se utiliza en el proceso de secado del papel reciclado, que será alimentada de residuos de madera generados en procesos de podas o limpiezas en bosques. Así se genera un doble beneficio: la producción de energía a partir del aprovechamiento de un recurso natural y la contribución a la limpieza de los bosques.
  • El desarrollo de una calculadora que permite a los equipos comerciales y técnicos la posibilidad de detallar a los clientes cuál es el impacto de sus productos, medido en kilos equivalentes de CO2, para posteriormente buscar la solución ambientalmente más responsable.

Todas estas iniciativas se muestran en la memoria anual de RSC que se hace pública en la web de la compañía, donde se ofrece la visión global sobre el desempeño y compromiso en materia de sostenibilidad, respeto al medio ambiente y contribución al desarrollo de la sociedad.

Más información:

https://www.grupohinojosa.com/